St. Joseph en Killeen pasando por un ‘cambio sísmico’