Smith aprecia el apoyo de sacerdotes, familia y amigos