El proceso del Encuentro ayuda a sanar heridas, a unir culturas