El llamado anual nos invita a ‘Ser Uno en Cristo’