Como gente santa, defendemos las necesidades de todos