Basados en la fe, los Vicentianos ayudan a aquellos necesitados