Abriendo nuestros corazones a Cristo en medio de nuestra cotidianeidad