3. ¿La anulación afecta a la legitimidad de los niños?